Hemos visto como las unidades SSD han ido evolucionando, dejando atrás la interfaz SATA para adoptar masivamente la interfaz M.2. Este tipo de conector, integrado en la placa base, ofrece velocidades de transferencia enormes. En enero de 2022, durante el CES 2022 se presentaron las primeras unidades M.2 PCIe 5.0, pero a principios de octubre de 2023, nadie se acuerda de ellas, ni tan siquiera los fabricantes de estas.

Las unidades PCIe 5.0 pueden ofrecer velocidades de lectura entre 12.000-14.000 MB/s, mientras que en escritura rondan los 10.000-12.000 MB/s. Técnicamente y simplificándolo, hablamos que ofrecen el doble de velocidad que los SSD M.2 PCIe 4.0. Al menos, sobre el papel y con datos en bruto, son geniales.

Pero, el problema es que se calientan una burrada, de ahí que muchas unidades presentadas tengan ventilador incluido. Supone un grave y peligroso aumento de los problemas de temperatura que sufren las unidades M.2. Una deficiencia grave de una interfaz que necesita un rediseño.

Sin interés por unas unidades que no aportan nada

Han pasado 22 meses desde que se anunciaran estás unidades de almacenamiento de nueva generación. Después de este periodo y que en mayo pudiéramos analizar la unidad Corsair MP700 Gen5, parece que estas han desaparecido.

Vamos a ver los motivos por los cuales están unidades de almacenamiento apenas tienen relevancia:

  • Ofrecen velocidades de transferencia que no aportan nada al gaming
  • Escaso soporte por parte de los fabricantes de placa base, solo soportando M.2 PCIe 5.0 en modelos de gama alta
  • Tienen graves problemas de temperatura, requiriendo disipadores con ventilador
  • Son extremadamente caros con respecto a modelos con interfaces «antiguas»
  • Muy poca oferta en el mercado

Corsair MP700

Vamos a realizar una pequeña comparativa entre unidades M.2 PCIe 4.0 y unidades M.2 PCIe 5.0. Concretamente vamos a ver modelos de Crucial. Tenemos la unidad P5 Plus 1 TB cuesta 79 euros con disipador y basada en la interfaz PCIe 4.0. Mientras que la unidad T700 1 TB cuesta 211 euros con disipador y basada en la interfaz PCIe 5.0.

La unidad P5 Plus nos ofrece una velocidad de lectura de hasta 6.600 MB/s y de escritura de hasta 5.000 MB/s. Por su parte, la unidad T700 ofrece lectura de hasta 11.700 MB/s y escritura de hasta 9.500 MB/s. Vemos que el rendimiento es prácticamente el doble, pero el precio es casi el triple.

Nos deja ver esta sencilla comparativa de unidades el motivo por el cual han «desaparecido» del mercado. El precio está haciendo que sean unidades sin interes para la mayoría de los usuarios en la actualidad.

ssd Crucial T700 1TB Gen5

Incluso, los fabricantes las han olvidado

Pero no es que tu o nosotros nos hayamos olvidado de ellas, también los fabricantes de las mismas. Son mucho más costosas de fabricar por el chipset que usan, las memorias y la necesidad de disipador. Aunque se comercializan modelos sin disipador, realmente comprarlas es un suicidio.

Además, solo están soportadas por los Intel de 13a Gen y AMD Ryzen 7000, que son los más nuevos. Muchos usuarios suelen optar por procesadores de generación anterior, que suelen ser mucho más económicos.

Quizá lo más importantes es que el formato M.2, con estas unidades se evidencia la necesidad de cambios. Pasar a un formato similar a la memoria RAM podría ser la solución para mejorar las temperaturas y las capacidades.

The post ¿Te acuerdas de los SSD PCIe 5.0? Nosotros tampoco appeared first on HardZone.