Thermalright HR-10 2280 PRO

Han conseguido solucionar un cuello de botella notable en los ordenadores, pero han generado un problema adicional. Los SSD tienen grandes problemas de temperatura que incrementan cada vez que se adopta una nueva interfaz PCIe. Para corregir este problema, Thermalright ha anunciado los disipadores HR-10 2280 PRO y el HR-10 2280 PRO BLACK, los cuales integran un ventilador para rebajar la temperatura de los SSD.

Las unidades SSD PCIe 3.0 ya mostraron los primeros problemas de temperatura. El problema ha crecido con las unidades SSD PCIe 4.0, que requieren disipador para evitar el Thermal Throttling. Un problema que se ha vuelto crítico con las unidades PCIe 5.0, que requieren disipadores con ventilador.

Tan grave es el problema de los SSD M.2 PCIe 5.0, que son casi imposibles de encontrar en el mercado tras dos años «en el mercado». Pese a que, teóricamente, llevan dos años en el mercado, apenas existen unidades de este tipo por sus problemas térmicos.

Nuevos disipadores para solucionar el problema de los SSD M.2

Se han presentado por parte de Thermalright dos nuevos disipadores específicos para unidades SSD M.2. Concretamente, la marca ha lanzado las unidades HR-10 2280 PRO y el HR-10 2280 PRO BLACK. Una solución de alta densidad que incluye un pequeño ventilador para disipar el calor de la unidad.

El modelo HR-10 2280 PRO cuenta con cuatro heatpipes de 5 mm que pasan a través de un denso bloque de aletas de aluminio. La idea es disipar de manera eficaz el calor de las unidades SSD más modernas. Integra un ventilador de 30 mm para disipar el calor de una manera más ¡eficiente.

Thermalright HR-10 2280 PRO black

Sobre el ventilador, decir que este cuenta con un conector PWM de 4 pines que oscila entre los 3.500 RPM y los 6.500 RPM. No revelan la sonoridad, pero hablamos de un ventilador de pequeñas dimensiones trabajando a elevadas velocidades, pudiendo generar mucho ruido.

Aparentemente este disipador tiene una altura de casi 44 mm, haciéndolo incompatible con tarjetas gráficas. La mayoría de placas base del mercado tienen un M.2 entre la tarjeta gráfica y el procesador. El problema es el «sándwich» térmico entre el disipador y la tarjeta gráfica.

Por otro lado, tenemos el HR-10 2280 PRO BLACK, que es físicamente idéntico al modelo anterior. La diferencia es que uno es de color blanco y el otro de color negro, sin más. Permite que el usuario pueda adquirir la unidad que más cuadre con su diseño.

disipador Thermalright HR-10 2280 PRO

Disponibilidad y precio

Las unidades Thermalright HR-10 2280 PRO y HR-10 2280 PRO BLACK tienen unas dimensiones de 23.7 mm de ancho, 90.3 mm de largo y 43.8 mm de ancho. Una pena que no tenga RGB, ya que seguro que ayudaría mucho más a la disipación del calor.

Ambas unidades se lanzarán al mercado el próximo 11 de octubre y el precio rondaría los 25 dólares, según se informa. La verdad es que no es mal precio para este disipador teniendo en cuenta sus características generales. Pero claro, tienes que valorar el ruido adicional que agregas al sistema.

Destacar que Thermalright indica que esta unidad tiene 1 año de garantía. Esto en España no es legal, ya que actualmente las marcas por legislación están obligadas a ofrecer 3 años de garantía. Otra cosa es que se fumen esta norma con excusas y con «condiciones de garantía» que únicamente buscan escurrir el bulto.

The post Si tu SSD se calienta mucho, Thermalright tiene algo para ti appeared first on HardZone.