Es posible que alguna vez hayas probado la experiencia de las gafas de realidad virtual para jugar. Lo cierto es que hay una tecnología predecesora auspiciada por NVIDIA y que fue un enorme fracaso. Hablamos de NVIDIA 3D Vision, una tecnología que llego con la fiebre de las televisiones 3D y que ha terminado en un enorme fracaso.

Posiblemente ni te acuerdes de esta tecnología y seguramente, nunca la hayas probado. Es normal, era una tecnología extremadamente cara, que requería de unas gafas especiales y un monitor gaming especifico. Solamente las gafas y el monitor rondaban los 800 euros, a lo que tenías que sumarle un ordenador para moverlo. Aunque no parezca mucho, hoy en día el monitor costaría más de 1000 euros y las gafas 300 euros, tranquilamente.

¿Qué era NVIDIA 3D Vision?

Hablamos de una tecnología similar al 3D del cine, pero llevado al mundo de los videojuegos. La tecnología NVIDIA 3D Vision fue lanzada en 2008, que buscaba llevar el efecto inmersivo del 3D al mundo de los videojuegos. Dicha tecnología requería unas gafas especiales desarrolladas por NVIDIA y monitores compatibles con ciertas características.

Lo primero que se necesitaba para usar las gafas 3D Vision era un monitor con resolución 1080p y una tasa de refresco de 120 Hz. Aunque hoy en día estas cosas son tan corrientes como ir a comprar el pan, por aquel entonces era algo novedoso. Debemos tener en cuenta que esta tecnología era compatible con monitor CRT (esos que tenían culo) siempre y cuando tuvieran una resolución 1024×768 y una tasa de refresco de 120 Hz. También era compatible con ciertos proyectos.

elementos tecnología gafas 3d videojuegos

Además del monitor, se requería un procesador Intel Core 2 Duo o un AMD Athlon X2 o superior. Vamos, con un procesador de dos núcleos tenías suficiente para esta tecnología. Se necesitaba también un total de 2 GB DDR2. 

Uno de los puntos más problemáticos era la tarjeta gráfica, ya que requería una cierta potencia. Como mínimo NVIDIA recomendaba una GTX 260 o superior. No era un requisito especialmente alto, pero si querías buen rendimiento, realmente tenías que irte a una GTX 280.

tecnologia nvidia 3d visión

Falta de interés por fabricantes, desarrolladores y usuarios

NVIDIA 3D Vision tenía todas las papeletas de ser un fracaso estrepitoso, como así fue. Solo las gafas con sus complementes necesarios costaba unos 200 euros. Esto hacía que, ya de por sí, fuera un producto realmente poco interesante.

Pero, además, necesitabas un monitor especial que soportara dicha tecnología. Se llegaron a lanzar solo 7 monitores compatibles y costaban 500 euros o más, algo que era muchísimo dinero.

Si que existieron bastante juegos compatibles, hasta 38 se llegaron a lanzar con compatibilidad. No eran malos juegos, ya que teníamos, entre ellos, The Witcher 2, Mafia 2, Just Cause 2, Civilization V, varios Battlefiel y los tres primeros Batman Arkham.

Batman Arkham Asylum

Recuerdo haber probado esta tecnología con el Resident Evil 5, algo que fue bastante interesante, pero poco más. Fue en una Lan Party, así que igual la experiencia no fue todo lo buena que debería haber sido, pero, de todos modos, tampoco era una sensación de «cómo cambia el juego». Simplemente, era llamativo y diferente, tenías más profundidad, aunque no existía motivo para gastar en eso.

La mayoría de juegos compatibles se lanzaron entre 2010 y 2012. Tras 2012 ya no se lanzó ningún juego compatible, ya que era más caro desarrollar para esta tecnología que la cantidad de usuarios que la utilizarían.

Pese a todo, NVIDIA siguió ofreciendo soporte por drivers a esta tecnología hasta el 11 de abril de 2019. A partir de esa fecha se retiraba completamente el soporte para las NVIDIA 3D Vision.

Si os quería hacer con unas, como recuerdo, actualmente se venden en Wallapop por unos 30 euros.

The post No todo le sale bien a NVIDIA: este es su mayor fracaso appeared first on HardZone.