El sistema de transferencias cambiará recién a principios de marzo. La interoperabilidad se hará efectiva en febrero. Razones, tiras y aflojes detrás de ambas modificaciones.

Durante estos últimos días Mercado Pago ha negociado con el Banco Central de la República Argentina sobre dos cambios importantes para sus operaciones. El primero de ellos es el uso del sistema de débito automático, el segundo los código QR.

La buena noticia: el retraso del cambio al sistema pull

El BCRA ha accedido al pedido de Mercado Pago y retrasado el cambio del débito automático al sistema pull. El Debin debía dejar de funcionar a principios de diciembre, la nueva fecha establecida es el 1 de marzo.

Según argumenta la institución, la nueva norma tiene como objetivo mejorar la seguridad en las billeteras digitales. Varios expertos han advertido que, en efecto, tener la capacidad de transferir dinero de una forma tan sencilla en estas aplicaciones es peligroso. Sin embargo, también se sospecha que existen otras motivaciones relacionadas con las disputas que mantiene Mercado Pago con los bancos.

Como parte del acuerdo, todos los nuevos usuarios de Mercado Pago a partir del 1 de enero de 2024 deberán vincular las cuentas que utilicen a través del sistema pull.

El cambio de un sistema a otro, dejando el tema de la seguridad aparte, supone una cierta incomodidad para los usuarios. Por dicha razón no extraña que durante la campaña el ministro de economía, Sergio Massa, entonces candidato presidencial, intentara parar la medida.

El sistema de transferencia de las billeteras digitales no se toca

Nota: le pifiamos, pero no es nuestra culpa que el gobierno no coordine. 

Tampoco extraña que Mercado Pago le avisara a todos sus clientes a último momento con mensajes en la aplicación.

La mala noticia: el retraso de la interoperabilidad

El BCRA también decidió retrasar la imposición de la norma de interoperabilidad sobre los código QR para los pagos con tarjetas. Según las autoridades todos los actores de la industria estuvieron trabajando para que se pudiera hacer efectiva esta opción técnica. Pero al parecer el tiempo no ha sido suficiente.

El cambio se hará efectivo recién el 1 de febrero.

El Banco Central argentino estableció como norma la interoperabilidad de los códigos QR

La interoperabilidad de los códigos QR tiene como objetivo evitar la ventaja anti competitiva que puede obtener Mercado Pago por su demonio en el sector. La gran mayoría de los comercios utilizan sus QR, dado que estos no son compatibles con otros servicios los usuarios deben utilizar sí o sí el sistema de pago de Mercado Pago. Las quejas al respecto de este detalle técnico no solo han llegado desde los bancos, sino también desde otras fintech como Uala.

Lo curioso de la situación es que en un caso Mercado Pago apoya un esquema más ágil y abierto, pero en el otro sostiene uno más cerrado. Lo mismo ocurre con los bancos, pero de forma opuesta.