Un video de unos 15 segundos fue transmitido desde un dispositivo que fue lanzado hace un par de meses. El sistema láser logró comunicar los datos con alta fidelidad en menos de 101 segundos.

Taters es un gato, como a todos los gatos cuando ve una luz en el suelo moviéndose de un lado para el otro intenta atraparla. Su dueño lo ha grabado mientras perseguía la luz de un láser. El dueño de Taters es un empleado de la NASA y el video ha sido parte de una importante prueba tecnológica de la misión Psyche.

Historia de dos láseres

El 13 de octubre el video fue subido a una nave espacial lanzada desde el estado de Florida, Estados Unidos. Cuando el dispositivo se encontraba a unos 31 millones de kilómetros de distancia comenzó a transmitir el video hacia nuestro planeta a través de un sistema láser de ultra alta definición.

A unos 267 megabits por segundo la grabación de 15 segundos tardó unos 101 segundos en llegar al planeta.

Un sistema veloz para el espacio exterior

El objetivo de la agencia espacial es utilizar la nueva tecnología para facilitar las comunicaciones con las partes más remotas del sistema solar. Por ahora son pocos los dispositivos que llegan a tales distancias, pero en un futuro no tan lejano podrían ser más y hasta podríamos tener misiones tripuladas.

La mejora técnica respecto a los medios que se utilizaban hasta el momento es notable. El sistema es incluso más rápido que muchos de los servicios de banda ancha que tenemos en la Tierra. De hecho la transmisión desde el observatorio en el que fue captada la información hasta la base del laboratorio de la NASA fue más lenta que el viaje espacial.

Los sistemas de radiofrecuencia que usualmente utiliza la agencia han demostrado tener problemas cuando tienen que transmitir a través de grandes distancias los niveles de información que exigen la imágenes de alta definición.