apolo 11 por dentro

Todos conocemos el Apolo 11, aunque muchos no estuviéramos vivos de aquella, sabemos que fue la primera misión que llegó a la Luna. Sin embargo, hay muchas dudas sobre esa misión, aunque, algo que sí sabemos seguro, es que componentes formaban su ordenador.

Son mucho menos potentes de lo que cualquiera pensaría para algo supuestamente tan importante. Pero claro, fue hace más de 50 años. Compararlo con los que tenemos ahora sería ridículo. Funcionó, que es lo que importa. Pero si tienes curiosidad de cómo estaba compuesto, vamos a verlo.

Así eran los componentes del Apolo 11

Su ordenador se llamaba Block II, y sus componentes eran bastante curiosos, pues contaba solamente con un procesador que funcionaba a 2 MHz, una memoria RAM de 2 KB y un almacenamiento de 32 KB. ¿Ridículo, verdad?

Cualquier móvil supera a día de hoy por cientos o miles de veces esos datos, hasta el ratón que estás usando tiene mejores componentes que aquel ordenador. Sin embargo, fue lo suficiente para poder controlar toda la misión y aterrizar en la Luna. Algo que nos hace pensar la razón por la que no volvemos entonces.

Eso sí, aunque solo contaba con una pantalla enana para mostrar información y un simple teclado y ratón, el conjunto de aquella máquina superaba los 33 kilogramos.

apolo 11 ordenador

Y es que, aunque parezca muy simple, hasta ese momento no existían equipos así, y la prueba de fuego se hizo en un viaje que para nada era seguro, pero parece que salió bien y ese pequeño conjunto de piezas consiguió que hoy podamos hablar de él con éxito.

Dejando a un lado los componentes, la propia programación del mismo no se quedaba atrás, siendo muy complejo hacer que un sistema que iba a traspasar límites nunca antes conseguidos por los humanos, pudiera funcionar con total normalidad y seguridad, pensando hasta el último inconveniente. Para ello, si algo fallaba tenía como última opción el reinicio, consiguiendo en segundo volver a la situación inicial y así evitar muchos de los posibles fallos. Es algo que seguimos haciendo hoy cuando no funciona bien algo, apagarlo y encenderlo, pero de aquellas no era tan común, y menos que el propio sistema lo hiciera automáticamente en caso de error.

apolo 11 replica

Y pensar que ahora, en apenas unos gramos, podemos tener algo tan potente. Hubiera sido curioso poder ver todo aquello en persona, y que los ingenieros que montaron aquel cohete viesen las posibilidades actuales, seguro que se habrían evitado muchos quebraderos de cabeza. Hay que tener en cuenta que por aquel entonces no existía la informática doméstica, es decir, muy poca gente sabía lo que era un procesador y mucho menos lo habían probado, por eso, gente cualificada y preparada para eso era mucho más difícil de conseguir.

Los primeros PC llegaron sobre el año 80, y cualquiera de los que lo compró, tenía ya en su hogar algo mucho más potente que aquel que llevaba el Apolo 11. Pero oye, volvemos a decir que funcionó, que al final, era lo importante. Seguro que su prueba y desarrollo ayudó al avance de muchas tecnologías.

The post El procesador de tu ratón gaming es más potente que el del Apolo 11 appeared first on HardZone.