Cada vez está más presente la idea de que las redes sociales pueden ser dañinas para la salud mental de los menores. Las plataformas intentan evitar las restricciones de los gobiernos.

El gobernador de Ohio, Estados Unidos, firmó en julio del año pasado un paquete de leyes que acompaña al presupuesto anual. Entre las leyes que se harán efectivas el 15 de enero hay una que establece que los menores necesitan el consentimiento de sus padres para utilizar las redes sociales. Jon Husted apuntó al respecto que dichos medios eran intencionalmente adictivos y dañinos para los más jóvenes. La ley también establece que las redes sociales deben indicarle a los padres sus políticas de privacidad, para que sepan que contenido será censurado o moderado en los perfiles de los menores.

La restricción se extiende a las aplicaciones de juegos.

En oposición

Recientemente el grupo NetChoice ha establecido una demanda contra el estado para impedir que la ley se aplique. Detrás de esta entidad se encuentran TikTok, Snapchat, Meta y otras de las empresas más importantes del sector.

En la presentación el grupo apunta que exigir el permiso parental a los menores de 16 es inconstitucional en tanto impide el derecho a la libertad de expresión. “Creemos que las familias equipadas con recursos educativos son capaces de determinar como encarar los servicios online y las protecciones a las privacidad”, afirma la organización.

No es la primera demanda que ha establecido el grupo. Acciones similares se han impulsado en otros estados que han tomado precauciones similares.

Las redes sociales obtienen una gran parte de sus ingresos gracias a los menores de edad

La contra oposición

El gobernador Husted ha respondido calificando a la demanda como cobarde, pero no inesperada. “Esas compañías están decididas a evitar a los padres para exponer a los niños a contenido dañino y adictivo en sus plataformas”.

Como hemos comentado anteriormente en EEUU, Reino Unido y otros tantos países, la idea de que las redes sociales son perjudiciales para la salud mental ha tomado cada vez más peso apoyada por varios estudios científicos.

EEUU: Advierten sobre los peligros de las redes sociales para niños y adolescentes