Esta unión ha permitido el funcionamiento de la tarjeta Apple Card. Sin embargo, un cambio de estrategia en Goldman Sachs ha cambiado la situación.

Desde 2019 Apple ha mantenido un acuerdo con Goldman Sachs para que esta compañía actuara como soporte fundamental de su tarjeta de crédito y cuenta de ahorro. La Apple Card ha sido un gran éxito para la compañía. Por esta razón resulta sorprendente el hecho de que ahora la empresa dirigida por Tim Cook esté interesada en dar fin a esta sociedad.

Apple le ha ofrecido a Goldman Sachs terminar la relación dentro de un periodo de 12 a 15 meses.

Lo más probable es que el periodo propuesto por Apple sea en realidad, de un modo más específico, una propuesta de ventana de salida. Ambas empresas deben haber hablado sobre la fin de su asociación con anterioridad.

El problema de Goldamn Sachs

El problema parece originarse en un cambio de estrategia en Goldman Sachs. Su actual CEO, David Solomon, ha optado por abandonar cualquier apuesta al mercado del consumidor. Poco han ayudado las críticas que ha recibido la compañía por el manejo de los errores en los débitos y los reintegros. Algo aún más perjudiciales han sido las acusaciones de discriminación sexual al establecer límites de crédito.

El problema de Apple

Ahora Apple deberá encontrar otra empresa del sector bancario que se ocupe de esa parte del funcionamiento de la Apple Card. Dado que la empresa ha planteado un periodo de tiempo para el fin de su relación con Goldman Sachs es muy probable que ya haya encontrado una reemplazante.