La compañía responsable de la herramienta de videollamadas y teleconferencias ha crecido espectacularmente durante la pandemia. Ahora, como tantos de sus clientes, intenta retornar a la normalidad con un nuevo esquema de trabajo.

Zoom ha sido una de las herramientas fundamentales para que muchas empresas siguieran funcionando con cierta normalidad durante la pandemia. Pero la compañía ha promovido la adopción del teletrabajo no solo como una solución temporal, sino como una nueva forma de organizar el trabajo.

No sorprende entonces que en un reciente comunicado haya señalado que realizó una encuesta y solo el 1% de sus empleados quería volver a las oficinas en turnos completos.

Más de la mitad de los empleados han señalado que prefieren un sistema híbrido. Otra gran porción apuntó al trabajo remoto como único medio.

Dificultades para el regreso a las oficinas

Zoom adoptará el sistema híbrido. Sin embargo, aún para la desarrolladora de un servicio de videoconferencias, el arreglo parece no ser una tarea sencilla.

La jefa de finanzas de la compañía, Kelly Steckelberg, apuntó que todavía se está experimentando con los esquemas a utilizar. “Este verano abrimos una oficina en Australia, pero la cerramos rapidamente por un brote de coronavirus en el área. Planeamos abrirla cuando sea seguro, pero esto podría tener un impacto en la apertura de una segunda instalación en otoño”.

Zoom ha decidido que es mejor no apurar la vuelta a la oficina y esperar a que se den las condiciones para acceder al equipo de protección y mantener la distancia social.