La decisión fue tomada por Elon Musk en base a una encuesta entre sus segauidores. Jones es un conocido difusor de teorías conspirativas.

La compañía antes conocida como Twitter está en graves problemas. Las decisiones sobre la moderación de contenido tomadas por Elon Musk ya habían espantado a muchos clientes. Pero los problemas de la colocación de publicidad observados por Media Matters parecen haberle dado un golpe fatal. IBM, Disney y Apple han decidido que la red social no es un buen lugar para colocar mensajes.

IBM retira su pauta publicitaria de X

El lector puede preguntarse entonces qué es lo que debería hacer X ahora. La respuesta lógica sería realizar cambios e intentar convencer a los clientes perdidos que vuelvan. Sin embargo, Musk decidió tomar el toro por las astas y pegarse a si mismo una cornada. Eligió insultar a las empresas.

Elon Musk respondió con insultos a las empresas que retiraron su publicidad de X

Alex Jones

En este contexto la restauración de la cuenta de Alex Jones en X tiene algo de sentido. Es otro signo de desesperación y comportamiento errático. El creador de InfoWars es un conocido agitador de teorías conspirativas. Había sido suspendido en 2018 por conductas abusivas, luego de publicar un video atacando a un periodista durante 10 minutos.

La decisión fue tomada luego de que Musk realizara una encuesta y el 70% de sus seguidores votaran a favor.

Según el ejecutivo la medida es coherente con la defensa de la libertad de expresión. Anteriormente Musk había expresado que no tenía piedad alguna para quien usara la muerte de niños para conseguir fama o impulsar sus objetivos políticos. Alex Jones había sugerido que la masacre ocurrida en la escuela Sandy Hook nunca había ocurrido y había sido una estafa destinada a promover el control de armas. Jones fue llevado a juicio por los padres de las víctimas y condenado a pagar unos 1500 millones en reparaciones.

Es importante recordar que una gran parte de las cuentas que X ha restaurado han tenido que ser suspendidas de nuevo a los pocos días. Jones es una garantía para el desastre y un movimiento que seguramente no será bien visto por los anunciantes.