[ad_1]


El esquema se ha aplicado en Nueva Zelanda y Filipinas. El objetivo es combatir el spam y la manipulación mediática que producen los bots.

La empresa antes conocida como Twitter ha comenzado a exigir el pago de USD 1 por año a los nuevos usuarios de Nueva Zelanda y Filipinas. Quienes no realicen esta contribución no podrán acceder a las funciones básicas de la plataforma, tales como: publicar, re publicar, comentar y marcar publicaciones con un “me gusta”.

Nuevos usuarios que no realizan este pago pueden leer y ver videos.

Las nuevas cuentas también deben ser verificadas con un número de teléfono. Aunque en teoría será posible crear cuentas de lectura sin cumplir con este requisito.

Contra los bots

Estas pruebas son importantes porque parecen aclarar algunas dudas sobre la estrategia a futuro de X. Hace un tiempo Elon Musk había señalado que tenía pensado exigir un pago a todas las cuentas para combatir a los bots. La lógica aquí es que si crear bots tuviera un costo mínimo, entonces muchas operaciones de publicidad y propaganda dejarían de ser rentables.

En efecto esta es una de las razones que ha señalado X como causa de la medida. Se espera que con menos bots circulando se reduzca el spam y las manipulaciones mediáticas.

X podría convertirse en un plataforma paga

Un futuro todavía incierto

Por otro lado este experimento solo agrega más elementos a los cálculos sobre el futuro de la plataforma. Hace poco había trascendido que X estaba considerando un esquema con tres niveles.

El nivel básico mantenía toda la publicidad en la línea de tiempo. Los otros suponían una reducción parcial y otra total. Muchos de estos componentes podría no sobrevivir a las etapas experimentales y el modelo definitivo ser algo diferente que no imaginamos aún.

X podría implementar un sistema de suscripción con tres niveles

[ad_2]