Es, sin duda, uno de los mejores lanzamientos del año 2022. No estamos hablando de un AAA al estilo de los Elden Ring y compañía, pero en lo suyo dejó una huella profunda, sobre todo en aquellos jugadores que vivieron la época dorada de las tortugas ninja en sus viejas consolas de 8 y 16 bits y devoraron la serie de dibujos animados en la década de los 90.