Tarde o temprano, los SSD comienzan a fallar porque sus células de memoria NAND Flash han llegado al límite de ciclos de lectura. De todos es bien sabido que la duración en el tiempo de las unidades de almacenamiento sólido es sensiblemente inferior a la de las unidades mecánicas. Pero ¿cómo sabemos que nuestro SSD está dando las últimas bocanadas de aire y qué sucede cuando se nos presenta esta

Tenemos mucha más información para vos

Recibi toda la info por mail, noticias del mundo de la informatica, productos destacados y descuentos especiales para vos.
SUSCRIBIRME
Su información quedara guardada confidencialmente en nuestra base de datos. No compartiremos datos con terceros.
close-link