El número de periféricos que conectamos por USB a nuestros ordenadores cada vez es mayor. Pero, no solo periféricos. También dispositivos de telefonía o incluso cámaras fotográficas. Todos ellos necesitan que nuestro puerto USB funcionen a la perfección cuando le conectemos cualquier dispositivo. Ello implica que sean capaces de proporcionar la tensión y la intensidad que estos requieren. Así que, con los consejos que os vamos a dar, podréis