La presentación de Ampere como arquitectura general dejó en el tintero todos los detalles de su chip estrella, el A100, una GPU que no veremos en gaming como tal, ya que está destinada a HPC e IA. Dicho monstruo dominaría el mercado presumiblemente en solitario, pero Graphcore ha llegado para dar un golpe en la mesa con su nuevo GC200, un chip igual de monstruoso con 8832 hilos y