La compañía ha preparado una serie de chips sometidos a las restricciones impuestas por Estados Unidos. Sin embargo, los fabricantes han encontrado problemas con uno de ellos.

Las acciones de Nvidia cayeron un 2,4% luego de que se diera a conocer que la producción de un nuevo chip sufriría un retraso. El componente, destinado a sistemas de inteligencia artificial, ha sido diseñado especialmente para el mercado chino, en el sentido de que intenta respetar las restricciones establecidas por Estados Unidos para las exportaciones a dicho país.

El chip de IA estaría listo durante el primer trimestre de 2024. Aunque el retraso no parece tan grave, le da cierto margen de acción a la competencia.

Los problemas del H20 se han producido cuando los fabricantes han intentado integrar el chip a sus productos. El reporte de Reuters al respecto no brinda detalles sobre las dificultades que las empresas han experimentado. Nvidia no ha realizado comentarios al respecto.

Nvidia, China y el mundo

Además del H20 la compañía ha preparado otros dos chips que se ajustan a las restricciones de exportación: el L20 y el L2.

Nvidia se encuentra entre la espada y la pared. No puede arriesgarse a ser sancionada por Estados Unidos, y al mismo tiempo China supone un 20% de sus ingresos. Elaborar chips ajustados a los límites impuestos puede ser una buena solución a corto plazo, pero la pone en clara desventaja frente a empresas locales que no tienen que seguir esa normativa.

En general la situación de Nvidia es muy buena. Domina claramente el mercado de chips de inteligencia artificial y ha triplicado sus ingresos durante el último trimestre. La compañía espera un bajón durante estos meses.