[ad_1]


El acceso a las herramientas, las bases de datos y los informes de entrenamiento son los puntos que lo distinguen. Algunos expertos han advertido que esta opción puede ser peligrosa.

El Instituto Allen para las IA ha anunciado la puesta a disposición al público del modelo OLMo. Esta alternativa se destaca por ser tanto un desarrollo de avanzada como por funcionar bajo el sistema de código abierto.

Los desarrolladores destacan que los interesados pueden acceder no solo al código del modelo, sino también al código utilizado para el entrenamiento, los datos empleados en esta etapa y las herramientas relacionadas. Todo se encuentra bajo la licencia Apache 2.0.

El instituto ha señalado que el objetivo es seguir trabajando en OLMo, con diferentes tamaños y modalidades, así como también conjuntos de datos y capacidades.

El aspecto positivo

En el lado positivo OLMo supone no solo un nivel de accesibilidad superior al que ofrecen otras alternativas de código abierto, sino también un mayor nivel de transparencia. Una cualidad que muy a menudo se echa de menos en el desarrollo de las IA.

Incluso es posible ver lo que ocurrió con el modelo en más de 500 puntos de control durante su creación.

Hanna Hajishirzi, lider del proyecto, señaló al respecto: “Sin los datos de entrenamiento los investigadores no pueden entender científicamente como funciona un modelo. Es el equivalente a descubrir una droga sin pruebas clínicas o estudiar el sistemas solar sin un telescopio”.

En el aspecto negativo

El problema con los desarrollos de código abierto es que las IA son herramientas de gran poder que pueden ser utilizadas para hacer mucho bien o mucho mal. La preocupación es compartida tanto por los reguladores y los legisladores como por muchos investigadores.

[ad_2]