Netflix ha ofrecido un reporte sobre sus ingresos durante el último trimestre de 2023. En él, más allá de los números generales, hay un tema que nos parece muy interesante: el esquema de suscripciones y costos.

La compañía ha implementado una opción económica con publicidad en varios mercados. Esta alternativa ha sido muy exitosa tanto en términos de adopción como de generación de ingresos para la empresa. Por dicho motivo había dejado de ofrecer la opción básica sin publicidad. La idea era que los usuarios que normalmente se hubieran decidido por una adoptaran la otra, más beneficiosa para la empresa.

El plan de Netflix

Ahora parece que la intención es eliminar por completo la suscripción económica básica sin publicidad. Los primeros países en los que se implementaría el cambio serían Estados Unidos y Canadá. Es decir, su mercado principal.

Para los usuarios esto supondría tener que elegir entre una suscripción de USD 6,99 por mes con avisos o una de USD 15,49 para no tener que soportar interrupciones.

Actualmente unos 23 millones de usuarios tienen el plan con avisos. Nefflix quiere aumentar esta cantidad.

Mejoras gratuitas, por ahora

Por otro lado, Netflix ha ido incorporando beneficios en varios de sus planes. Estos agregados son bienvenidos por los usuarios, aunque no todos son igualmente populares. Lo que puede llegar a ser problemático es que la compañía planea pedir pagos extras ocasionales por dichas mejoras.