[ad_1]


La compañía implementará un sistema para detectar dispositivos funcionando fuera del hogar. Por defecto estos ingenios serán bloqueados. En Argentina los usuarios extras costarán USD 3.

Desde hace ya un buen tiempo Netflix ha estado realizando pruebas con el objetivo de terminar con la práctica de las cuentas compartidas. Hace unos años esta manifestación de generosidad había sido celebrada por la empresa. Sin embargo, el tiempo ha pasado y el crecimiento se ha reducido significativamente, por lo que ahora, para obtener mayores ingresos, es necesario convertir en usuarios pagos a todos los que hasta ahora habían estado disfrutando del servicio sin pagar un centavo.

Cambio de política

Netflix ha señalado que sus cuentas están diseñadas para utilizarse en un mismo hogar. Que todas las personas en tal espacio pueden acceder a Netflix libremente y administrar los dispositivos habilitados.

Es inevitable señalar que si bien esto puede ser cierto, y el sistema haber sido pensado de esta manera, la política de la empresa durante muchos años fue otra. Y muchos de sus actuales usuarios contrataron el servicio bajo esa práctica.

Bajo el nuevo esquema cada usuario fuera del hogar cuenta como un extra, que en Argentina cuesta USD 3, en Brasil USD 2,6, en México USD 3,8 y en Colombia USD 2.

Aplicación

Netflix ha comenzado a utilizar un sistema para detectar los dispositivos empleados fuera del hogar. Cuando esto ocurra le enviará un mensaje por correo electrónico a los usuarios. Por defecto estos medios detectados serán bloqueados.

Esperemos por el bien de Netflix que su sistema sea mejor que el de otras tantas empresas, porque sino nos vamos a encontrar con muchos problemas.

También es muy probable que en vez de conseguir más usuarios se produzca una emigración.

[ad_2]