La compañía emitía una tarjeta que tenía como objetivo poner a las criptomonedas en el ámbito de las transacciones diarias. Se implementó en pocos países y su adopción fue muy limitada.

Hace un año Binance y Mastercard anunciaron una asociación que, esperaban, permitiría desatar el potencial de la tecnología blockchain así como facilitar el acceso a tal sistema. Michael Miebach, CEO de Mastercard, afirmó que la idea era llevar a las criptomonedas a las compras diarias. Argentina fue elegida como el punto de partida, luego seguirían otros países.

El diagnóstico parece acertado, uno de los problemas que las criptomonedas todavía no han podido resolver es el ingreso a la vida diaria de los usuarios. Sin este paso son poco más que una inversión especulativa o un medio para operaciones en círculos específicos.

El fin de una alianza

El experimento parece no haber dado los resultados deseados, la cantidad de países en la que están funcionando las tarjetas cripto es bastante limitada. Por otro lado, Binance ha tenido varios problemas y está en la mira de los entes reguladores.

Es quizás por alguna de estas razones, ambas o más que desconocemos que Mastercard ha decidido dar fin a la asociación.

Como consecuencia de la ruptura las tarjetas cripto de la compañía dejarán de funcionar en agosto, en Bahrein, y en septiembre, en Argentina, Brasil y Colombia. La emisión de las tarjetas ya ha sido cancelada.

Impacto

A pesar de lo señalado Mastercard no ha cerrado las puertas el mundo de las criptomonedas. Todavía mantiene acuerdos con otras empresas del sector. Sin embargo, cabe preguntarse que tan importantes son estas alianzas en la práctica. Para Binance perder a Mastercard puede ser más un problema de imagen que un inconveniente estratégico. Según la compañía solo el 1% de sus usuarios en los mercados citados serían afectados por la medida.

Para muchos usuarios de criptomonedas empresas como Mastercard son parte de un sistema que prefieren evitar.