[ad_1]


La empresa es acusada de contribuir a la crisis de salud mental entre los jóvenes. Documentos internos habían demostrado que la empresa sabía del impacto dañino de sus plataformas.

Los fiscales generales de 33 estados de Estados Unidos han demandado a Instagram y Meta. Acusan a las empresas de contribuir a la crisis de salud mental entre los jóvenes a través de la naturaleza adictiva de sus redes sociales. Otros 9 estados podrían sumarse a esta acción en un futuro cercano.

La acusación

La demanda presentada apunta: “Meta ha obtenido un poder y tecnología sin precedente para atraer, involucrar y finalmente atrapar a los jóvenes y adolescentes. Su motivación son las ganancias”.

Según la acusación el objetivo de la empresa es que los jóvenes dediquen tanto tiempo como sea posible a las redes sociales. Meta sabe que los cerebros de los adolescentes son susceptibles a la necesidad de aprobación. En estos espacios la aprobación son los “me gusta”.

Meta ha adoptado una actitud engañosa al negar conocimiento de que sus redes sociales pudieran causar daño. Este último punto se sustenta en la revelaciones realizadas en 2021 por Frances Haugen, una ex empleada de Meta. La ejecutiva presentó documentos internos en el que se mostraba que la empresa sabía que Instagram empeoraba los problemas de imagen de las niñas adolescentes. Su declaración frente al congreso ofreció una mirada más general sobre la situación.

Ex ejecutiva denuncia como el contenido tóxico es clave para el negocio de Facebook

Las reces sociales

En muchos casos las redes sociales tienen limites de edad para los usuarios. Por lo general relacionados con el tipo de contenido que se publica. En los últimos años se ha resaltado el aspecto negativo que puede surgir del mismo funcionamiento de estas plataformas. Las compañías han intentado responder de varias maneras, incluso creando versiones para los más jóvenes. Asegurarse la lealtad de las nuevas generaciones es clave para el negocio.

[ad_2]