Un equipo de investigadores ha realizado una de las primeras mediciones serias sobre el efecto de esta opción en los dispositivos móviles. Por lo general el impacto es mínimo, pero todo depende del nivel de brillo con el que uses tu teléfono.

El modo oscuro es una opción que muchas aplicaciones en Apple y Android incluyen con el objetivo de ahorrar energía. La idea es que píxeles con colores más apagados son menos exigentes que los más brillantes. Esto es posible gracias a la tecnología OLED de las pantallas.

Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Purdue apunta que el modo oscuro rara vez produce una diferencia notoria en el consumo.

Los investigadores explican que cuando la industria comenzó a adoptar la opción no existían herramientas para medir con certeza el consumo de energía de los píxeles. Pero el grupo ha desarrollado una herramienta idónea conocida como Per-Fram OLED Power Profiler.

Objetos de estudio

Los investigadores evaluaron un minuto de modo oscuro con las aplicaciones Google Maps, Google News, Google Phone, YoutTube, Google Calendar y Calculator. Utilizaron como plataformas a los modelos Pixel 2, Moto Z3, Pixel 4 y Pixel 5.

Aclaraciones

Suena obvio, pero todo depende del nivel de brillo utilizado.

Ahorro

Si los teléfonos tienen establecido un manejo automático del brillo, este suele quedar entre un 30% y un 40% en interiores y entre un 30% a 50% en exteriores. El cambio a modo oscuro en un OLED supone un ahorro de energía de entre un 3% a un 9%.

Por supuesto, si por defecto el usuario tiene establecido un valor mayor el ahorro también será más importante. Con un brillo al 100% se consigue un beneficio de entre el 39% al 47%.

Consumo comparado

Menores niveles de brillo en modo claro suponen un gasto de energía menor que un mayor nivel de brillo en modo oscuro. Google News con un brillo del 20% consume tanto como un brillo del 50% en modo oscuro.

Cálculos erróneos

El equipo de investigadores también descubrió que la actual herramienta utilizada en Android para calcular el consumo de energía de las aplicaciones no calcula bien lo que ocurre en la pantalla, por lo que es incapaz de establecer efectivamente el impacto del modo oscuro.

Los investigadores lanzarán una herramienta de medición que considera este aspecto bajo el nombre de Android Battery+ y estará disponible para distribuidores y desarrolladores durante 2022.