[ad_1]


La agencia de seguridad de los Estados Unidos quiere prevenir ataques relacionados con el uso de esta tecnología.

La Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos ha anunciado la creación de una nueva división dedicada a proteger al país contra las amenazas relacionadas con el uso de la inteligencia artificial. El centro de seguridad tendrá como objetivo prevenir y contrarrestar acciones de robo y sabotaje sobre los sistemas de defensa e inteligencia del gobierno.

La unidad trabajará en colaboración con empresas privadas y países aliados. Se cree que las principales amenazas llegarán de parte de Rusia y China.

En cuanto a los objetivos, lo más probable es que sean los que se han destacado durante los últimos años. Esto incluye infraestructura de comunicaciones, energía, logística y producción industrial.

Curiosamente el organismo no ha visto evidencia de que cualquier de los dos países mencionados estén en campaña para influir en las elecciones de 2024 en Estados Unidos. Aunque se espera que realicen alguna movida tarde o temprano.

Una situación endeble

La NSA decidió crear la unidad luego de analizar los modelos de IA y descubrir que en muchos casos la seguridad que los rodeaba era bastante pobre. El organismo realizará trabajos de investigación con el objetivo de contribuir a las mejores prácticas así como el establecimiento de principios y metodologías de evaluación de riesgo para la tecnología.

[ad_2]