Las pruebas piloto comenzaron en 2022. Los resultados han sido positivo y el banco central espera expandir las opciones del sistema. Podrá controlarse el uso al que estará destinada la moneda.

En 2022 el banco central de la India lanzó una moneda digital enfocada principalmente en las transacciones comercial. Desde entonces la prueba piloto ha avanzado sin mayores problemas y brindado buenos resultados. Como consecuencia de esto recientemente la entidad ha anunciado que añadirá nuevas capacidades al sistema. Uno de ellos es el intercambio fuera de línea y el otro la programación de uso.

Las nuevas funciones serán introducidas de forma gradual a través de nuevos programas de experimentación.

Cabe destacar que además de funcionar para realizar pagos de una persona a una empresa también es posible realizar pagos de un particular a otro utilizando este sistema.

Más allá de Internet

En lo que se refiere al intercambio fuera de línea, el objetivo es que la divisa funcione en regiones apartadas o montañosas con poca o nula cobertura móvil. Este es un desafío importante para el país dado que la realidad de las comunicaciones varía mucho de una región a otra.

Un mecanismo de control

La programación de la divisa digital supone la posibilidad de establecer la forma en la que será utilizado el dinero. Las autoridades han señalado que las empresa podrían, si lo desearan, establecer presupuestos para los gastos de viaje de sus empleados. Otra alternativa es la restricción del uso del dinero a ciertas áreas geográficas.

Los detalles sobre el funcionamiento de esta opción todavía son escasos. Solo los ejemplos dados ayudan a tener una idea de su naturaleza.

Como todo mecanismo de control puede tener usos beneficiosos. Como por ejemplo controlar los gastos de los funcionarios públicos. Sin embargo, también podrían emplearse para limitar el modo en que la población puede gastar su propio dinero.