[ad_1]


Los reguladores sospechan que la compañía ha implementado prácticas anticompetitivas en el mercado de las tarjetas gráficas.

Funcionarios franceses de la organización encargada de regular la competencia han realizado una redada el miércoles en las oficinas de una compañía dedicada a la producción de tarjetas gráficas. Aunque el gobierno no ha querido identificar a la empresa, ha trascendido por varios medios que el objetivo fue Nvidia.

La compañía está bajo sospecha de haber implementado prácticas anticompetitivas en el sector de las tarjetas gráficas.

Parte de una movida más grande

La acción tomada está vinculada a una investigación mayor sobre el estado del mercado del cloud computing. Entre las empresas que han sido examinadas en relación a esta problemática aparecen Amazon Web Services, Google Cloud y Microsoft Azure.

En junio se publicaron los resultados del trabajo de los reguladores. En ellos se destacaba que las posibilidades de que un nuevo actor ingresara al mercado y ganara participación rápidamente eran muy limitadas. La única posible excepción eran aquellas empresas que eran poderosas en otros mercados digitales.

Nvidia no fue parte de esta línea de investigación, pero al parecer lo aprendido ha llevado a iniciar nuevas pesquisas que la han tenido como objetivo.

Un presente mixto

Nvidia atraviesa un buen momento a nivel estratégico, gracias al gran éxito de sus chips de IA. También se beneficia de grandes resultados a nivel financiero. Sin embargo, estos procedimientos arrojan un poco de sombra sobre su futuro. Al menos en Francia.

[ad_2]