El problema es que la compañía le informó a periodistas y políticos opositores que sus dispositivos podrían haber sido hackeados por un grupo apoyado por el estado. La herramienta utilizada habría sido Pegasus.

El gobierno indio ha salido a cuestionar la confiabilidad de los algoritmos que utiliza Apple para detectar las amenazas a sus productos. El motivo de estos señalamientos es que los últimos descubrimientos realizados por la compañía apuntan a un claro responsable, el gobierno indio. En octubre Apple había advertido a varios periodistas y políticos de la oposición que grupos de hackers auspiciados por el estado podrían haber ganado acceso a sus dispositivos.

Las pistas

Apple no señaló a qué estado se estaba refiriendo. Sin embargo, había varios elementos que resultaban muy interesantes.

El primero de ellos era que todos aquellos que recibieron las advertencias tenían en común un discurso crítico sobre el gobierno. Incluso había quienes estaban investigando al presidente.

Amnesty International examinó uno de los teléfonos y descubrió que tenía implantado el spyware Pegasus. Pegasus es una herramienta desarrollada por la compañía israelita NSO Group y comercializada de forma legal a agencias de gobierno. No es la primera vez que uno de los críticos del gobierno indio recibe este tratamiento.

Documento revela el uso de spyware por parte de gobiernos para vigilar activistas, periodistas y abogados

La respuesta inicial

Los funcionarios del gobierno indio se comunicaron con Apple en varias ocasiones luego de que los reportes se hicieran públicos. Le pidieron a la empresa que redujera el impacto de sus advertencias y que encontrara alguna explicación alternativa que pudieran compartir con el público.

India también ha presionado en varias ocasiones a las redes sociales para que eliminen contenido que resultaba inconveniente para el gobierno.