La compañía se manifestó a favor por primera vez. Aprovechó la ocasión para recordar que su rival utiliza un sistema de emparejamiento por software que limita severamente las piezas que se pueden usar para reparar un dispositivo.

El movimiento por el derecho a la reparación ha cobrado fuerza y muchas empresas que antes no se habían manifestado al respecto, e incluso se habían opuesto, han comenzado a manifestar su respaldo. Una de las más importantes ha sido Apple, que durante gran parte de sus existencia ha utilizado cuanto truco tenía a la mano para controlar las reparaciones de sus dispositivos. Ahora le ha tocado a Google.

Steven Nickel, director de operaciones de hardware para consumidores, señaló: “Google cree que los usuarios deberían tener más control sobre las reparaciones. Incluyendo el acceso a la misma documentación, partes y herramientas que los equipos de reparación de los fabricantes originales tienen. Esto es lo que a menudo se conoce como ‘Derecho a la reparación’”.

El emparejamiento de partes de Apple

Google también apuntó al emparejamiento de partes un mecanismo muy utilizado por Apple. Este sistema consiste en la asociación de un componente al número de serie de un dispositivo específico. Como resultado, si cambias la batería de un teléfono a otro, aunque sea el mismo modelo, el teléfono puede no reconocer el nuevo elemento como una parte original y causar varios problemas de funcionamiento.

“Las políticas deberían limitar a los fabricantes para que no impongan prácticas anti reparación. Por ejemplo, el emparejamiento de partes, la práctica de utilizar barreras de software para obstruir el reemplazo de elementos por parte de los consumidores y los locales de reparación independientes…”

Un gran negocio de fondo

Apple se ha manifestado a favor del derecho a la reparación, pero ha mantenido la práctica de emparejar las partes de sus dispositivos. Al hacerlo intenta asegurarse de que las partes empleadas en las reparaciones provengan de los puntos de venta asociados. Según algunas estimaciones el servicio AppleCare+ supone unos USD 9 mil millones en ingresos anuales.