La demanda fue impulsada por Epic Games. El jurado resolvió por unanimidad y aprobó todos los cargos contra la compañía.

Epic ha conseguido una primera gran victoria. El jurado en el juicio que mantenía contra Google ha determinado que dicha compañía ejercía un dominio ilegal sobre sus rivales en su tienda online. El veredicto fue unánime y todos los cargos fueron confirmados.

Google ha señalado que disputará el veredicto. La compañía sostiene que Android y Google Play ofrecen un nivel de apertura y opciones superior al de otras plataformas. También afirma que la tienda compite con Apple y otras aplicaciones de tiendas en dispositivos Android y consolas de juegos.

Más opciones

Entre los aspectos cuestionados durante el juicio aparecen el 30% que toma Google como comisión por cada venta en su tienda y la forma en que incorpora su servicio de pagos en la plataforma.

De mantenerse el fallo es muy probable que los desarrolladores tengan la posibilidad de incorporar otros sistemas de pago sin ser expulsados de Google Play. Además, la compañía se vería forzada a habilitar la publicación de más aplicaciones de tiendas online. Esta opción actualmente no está permitida.

Cuadro de situación

Es importante notar que Epic había iniciado una demanda similar contra Apple en 2020, sin embargo en 2021 el juez a cargo falló a favor de la empresa dirigida por Tim Cook. La decisión fue apelada en 2022. El fallo a favor en el caso contra Google podría favorecer a Epic.