[ad_1]


La empresa queda bajo un jefe interino. La salida de John Riccitiello se produce luego de un cambio en el esquema de costos de Unity que supuso una crisis de confianza catastrófica.

John Riccitiello ha decidido retirarse. El ejecutivo fue hasta hace poco el CEO de Unity, la compañía encargada de la herramienta para producir videojuegos del mismo nombre. Puede que hayas escuchado hablar de ella hace poco, fue la empresa que decidió cambiar el esquema de costos de sus productos de un día para el otro y de forma retroactiva. El mayor detalle: imponía un costo por instalación.

La compañía todavía está buscando un nuevo CEO. El jefe interino es James Whitehurst, un hombre con antecedentes en IBM y Red Hat. Durante este periodo Riccitiello seguirá aconsejando a Unity para asegurar una transición sencilla.

La puerta está en esa dirección

El momento en el que el ejecutivo se ha retirado es más bien curioso. Las coincidencias son siempre una posibilidad, pero a nadie podemos culpar si sospecha que a Riccitiello le han señalado la puerta de salida luego del desastre que supuso el cambio en el sistema de comercialización de Unity.

El problema no fue en sí el aumento en los precios, ese aspecto era predecible. El esquema de costo por instalación tenía muchos problemas técnicos que la empresa nunca aclaró del todo. Además, suponía una alteración enorme para los planes de muchas empresas. Proyectos que tenían años en producción tuvieron que ser reconsiderados, algunos de ellos dejaron de ser viables.

De un día para otro Unity se convirtió en una empresa en la que los desarrolladores de juegos no podían confiar.

El hecho de que la empresa no tenga ya un CEO de reemplazo nos hace pensar que la salida de Riccitiello fue algo apurada.

[ad_2]