[ad_1]


Sin embargo, la criptomoneda aún está muy lejos de los USD 64 mil de 2021. La intriga sobre como definirán los gobiernos los marcos legales en el futuro es uno de los factores claves.

La cotización del Bitcoin subió un 3% y se ubicó por encima de los USD 27 mil. Este movimiento parece ser parte de la tendencia general de la divisa, dado que no se ha advertido ningún hecho significativo que lo motivara.

Un buen año

Este año ha sido bastante positivo para la criptomoneda. Ha acumulado un alza del 70%. Lo más destacado es que su evolución ha sido sido lenta pero relativamente estable, sin las grandes subidas y bajadas que se han podido observar en ciclos anteriores.

El primer semestre se ha destacado, aunque es muy probable que haya algo de efecto rebote allí. El segundo semestre ofrece, hasta ahora, cierta caída, dado que en agosto llegó a superar los USD 31 mil.

Ni tan peor ni tan mejor

Si se compara con el comienzo de 2023, la moneda atraviesa un gran momento, dado que llegó a cotizar a USD 16 mil. Sin embargo, considerando su máximo histórico, USD 64 mil en 2021, la pérdida de valor sigue siendo enorme.

Por lo menos parece que la cotización se mantendrá sobre el mínimo que permite que las mineras sigan operando. Aunque en los últimos meses los costos en energía han sido uno de los factores que han obligado a muchas empresas del sector a reubicarse.

Lo que queda por ver es como se definirán las legislaciones al respecto. La era del bitcoin operando libre, casi al margen de la ley, parece estar llegando a su fin.

[ad_2]