La medida fue tomada para combatir los mensajes falsos con voces que supuestamente pertenecen a políticos y celebridades. Estafas y manipulación política son los objetivos.

La Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos ha prohibido el uso de voces generadas con inteligencia artificial en las llamadas automatizadas. El cambio es efectivo de forma inmediata y responde a un importante crecimiento en los mensajes que imitaban a celebridades y candidatos políticos.

La FCC ha advertido que esta tecnología ha sido utilizada para estafar familias así como para engañar a los votantes. En particular, durante el último mes, muchos de los ciudadanos de New Hampshire recibieron robollamadas que imitaban la voz del actual presidente, Joe Biden.

Una prohibición a pedido

Este tipo de maniobras fraudulentas son, por supuesto, ilegales. Y ya hay investigaciones realizadas sobre casos particulares. El objetivo de la FCC es ayudar a prevenir estos hechos al hacer que esta implementación tecnológica sea de por sí ilegal. Según explica, de esta manera se amplían los caminos por los que los estados pueden actuar contra aquellos que están detrás de estas campañas.

La prohibición no llega de la noche a la mañana. Unos 26 estados le habían pedido a la agencia que actuara en contras de las robollamadas que utilizaban inteligencia artificial.

Temor en la arena política

La suplantación de identidad a través de las IA en el campo de las comunicaciones políticas es ya una realidad. Ha ocurrido tanto en el Reino Unido, como en Eslovaquia y Argentina. En cierta medida es solo un paso más luego de las imágenes deepfakes que muestran políticos y celebridades en situaciones en las que nunca estuvieron. Puede que estemos llegando a una situación en la que podremos confiar solo en lo que podamos ver en persona. O tal vez ni eso.