Anteriormente existía un proceso más complejo. Por defecto, todas las interacciones con el bot son utilizadas luego para su entrenamiento.

OpenAI ha anunciado recientemente un cambio pequeño pero significativo en su sistema de inteligencia artificial. Los usuarios tendrán ahora la posibilidad de desactivar el historial de ChatGPT.

Cuando esta alternativa esté en uso las conversaciones mantenidas con la IA no serán utilizadas para su entrenamiento. De esta manera la información compartida no estará en riesgo de aparecer en la interacción del chat con otro usuario.

Sin embargo, es importante aclarar, los datos no desaparecerán de los servidores de OpenAI de forma automática. Quedarán almacenados durante 30 días y solo serán examinados en caso de algún problema por uso indebido de la tecnología.

Un buen primer paso

La compañía ha señalado que espera que esta opción sea vista como una manera sencilla de manejar los datos propios. Anteriormente era necesario atravesar un proceso más complejo para evitar que la información se utilizara para el entrenamiento.

Sin duda esta medida es elogiable. En Europa en particular existía mucha preocupación por el manejo de los datos de los usuarios. Sin embargo, cabe aclarar, en el caso italiano el problema con ChatGPT fue la filtración de los datos de la suscripción, no de las interacciones.

Solo recientemente, con la presión de los gobiernos y organizaciones reguladoras, parece que OpenAI se ha acordado de que la privacidad puede ser un punto clave a la hora de promover un producto.